ABSENTISMO

Absentismo laboral: como  prevenirlo

En varios artículos  publicados en distintos medios se habla del fenómeno del absentismo en España ya que es uno de los problemas que más afectan a la competitividad de las empresas españolas.

Aunque entre los años 2000 y 2009 la tasa de absentismo fue aumentando, se observa cómo a raíz de la crisis dicha tasa ha disminuido ligeramente. A pesar de ello, nuestro país presenta una de las tasas más altas si la comparamos con otros países.

Definición de absentismo

La tasa de absentismo se define como el porcentaje de las horas no trabajadas (sin contar vacaciones, festivos ni horas perdidas debido a ERTE) respecto a la jornada pactada efectiva.

Según diversos estudios, y especialmente el elaborado por Adecco con juntamente con IESE, el factor determinante de la tasa de absentismo es el de las horas no trabajadas por incapacidad temporal (bajas por enfermedad).

Así, según estos expertos, cuanto mayor sea la cobertura por enfermedad y/o se obtenga con más facilidad, mayor será el absentismo.

Si observamos la tasa de absentismo en EEUU observamos que es el país que menos niveles de bajas laborales presenta: una media de 4,9 días por trabajador y año frente a los 11,4 días de media por trabajador al año en España.

También se analizan otros factores que puedan afectar a dicha tasa: seguros médicos privados, educación superior, nivel de desempleo o compensación salarial pública. Así, concluyen, los datos sugieren que el absentismo es más alto en aquellos países en los que la protección social es superior.

Tamaño de las empresas

Las tasas de absentismo varían de forma considerable teniendo en cuenta el tamaño de las empresas: así, cuanto mayor es la empresa, mayores son las tasas de absentismo entre sus trabajadores. De hecho, el absentismo se puede considerar un fenómeno testimonial en aquellas empresas con menos de 10 empleados pero puede llegar a convertirse en un problema  en empresas con más de 250 trabajadores.

Absentismo desde la gestión de los RRHH: Test de integridad

¿Qué pueden hacer las empresas frente a este fenómeno? Una de las medidas que apuntan diversos estudios es la de enfocar el proceso de selección de personal en la reducción del absentismo. Para ello se pueden utilizar determinadas pruebas como las de  integridad –ampliamente utilizadas en EEUU- basadas en analizar determinados rasgos de personalidad que predicen el absentismo.

Paralelamente al uso de pruebas basadas en los Cinco Grandes, el uso de este tipo de pruebas ha aumentado en las organizaciones y ayudan a detectar factores tales como la confiabilidad, el cuidado, la responsabilidad y la honestidad. Las evidencias que  estas pruebas tienen a la hora de predecir el desempeño en el trabajo o comportamiento negativo del empleado en el puesto (absentismo no justificado, problemas de disciplina u otros) son impresionantes.

Así, la validez predictiva de este tipo de herramientas, la sencillez de su aplicación y el bajo coste que supone para las empresas usarlas debería animar a éstas a su integración en sus procesos de selección de personal.