Años en blanco en el CV.

gaps

Al igual que hemos comentado la situación en la que el candidato ha cambiado de empresa muy a menudo vamos a comentar otra situación que se da con relativa frecuencia y es la de encontrarnos con lagunas o largos periodos en el CV sin justificar. Así vemos en el CV que el candidato trabajó entre 2000 y 2002 en la empresa X y luego comenzó a trabajar en otra empresa en el año 2003.

Lo primero que se pregunta el consultor es qué hizo el candidato ese año: ¿fue despedido? ¿por qué fue despedido? ¿trabajó en otra empresa y la experiencia fue tan negativa que no quiere nombrarlo?¿problemas de salud, familiares?¿se cogió un año sabático?

Dichas lagunas pueden estar justificadas por diversos motivos y no tiene porqué ser causa de rechazo de una candidatura pero sí puede serlo si el consultor encargado de realizar el filtrado o criba inicial de CVs detecta que hay una intención manifiesta de camuflar estos periodos mediante diversos procedimientos.

Por ejemplo, “alargar” las fechas de inicio o terminación de dos trabajos para que aparentemente no aparezca ningún vacío en el tiempo. También nos encontramos con CVs que utilizan otros trucos como no indicar con exactitud la fecha de inicio y la fecha final , o incluso no incluir ningún año, redactar un CV funcional en lugar de cronológico, etc. De antemano advertimos que los consultores suelen darse cuenta de estas estratagemas y son causa de rechazo inmediato de la candidatura. Incluso hay empresas que piden la historia laboral en la que figuran necesariamente todos los trabajos con sus fechas y se han encontrado con más de una sorpresa.
Por lo tanto, es preferible ser sinceros y honestos y en la entrevista con el consultor podrá explicarle la causa de esa “laguna”.