Cambios frecuentes de trabajo

cambios frecuentes de trabajo

Vamos a comentar una situación que se nos presenta  en algunos CV y es aquella en la que el candidato presenta cambios frecuentes de trabajo.
A priori la impresión que causa no es positiva; en general y salvo excepciones, la empresa que se plantea invertir en un proceso de selección busca a un futuro empleado con el que tenga la seguridad que permanecerá un largo periodo en la misma. Cuando un empleado causa baja se requiere montar un proceso de selección o de promoción interna que tiene un coste a precio de mercado que hay que calcular, aunque esta selección se realice con los propios medios internos.
No nos referimos aquí, por tanto, a aquellas posiciones o puestos ofertados por periodos temporales o estacionales sino de aquellos puestos de permanencia en la empresa.
Al principio de la carrera profesional puede estar más justificado el que se hayan producido cambios frecuentes pero a medida que la vida laboral avanza resulta más complicado justificar continuos cambios de empresa y/sector.
De hecho, uno de los motivos por los que se plantea el rechazo de candidaturas en la fase de filtrado de CVs es éste puesto que la persona responsable de la selección puede pensar que si una persona ha cambiado de empresa cada dos por tres, va a seguir haciéndolo casi con total seguridad y no va a arriesgarse.
Si su caso está perfectamente justificado, inclúyalo en su CV, siendo muy concreto sobre las razones de las salidas o de los cambios.