La sobrecualificación

la sobrecualificación

Lo primero que nos viene a la mente es la imagen de licenciados universitarios ejerciendo trabajos en los que no son necesarios en absoluto la tenencia de titulación.
Estrictamente hablando, el término de sobrecualificación –en adelante SC- tiene dos definiciones:
La SC puede ser objetiva que es aquella que se produce cuando la formación o experiencia del trabajador está objetivamente por encima de la requerida por el puesto.
SC percibida: se dice que existe cuando los individuos perciben/sientan que poseen educación, experiencia o habilidades que superan los requisitos del trabajo requeridos. Es decir, puede darse la situación en que un empleado objetivamente posea una formación superior a la requerida por el puesto pero que él no lo sienta como tal.
Existen numerosas investigaciones sobre la SC percibida y su comportamiento como predictor de futuro desempeño en el trabajo o del impacto que tiene en la cifra futura de rotaciones.
Así nos encontramos con que los estudios concluyen que los empleados que se sienten sobrecualificados tienen más probabilidades de buscar un nuevo empleo a los 6 meses de haber entrado en la empresa , sobre todo aquellos que valoran firmemente el poder aplicar sus conocimientos y /o habilidades en el puesto.
Por otro lado, la SC percibida afecta negativamente a la satisfacción en el trabajo y éste, a su vez, está correlacionado directamente con el desempeño en el trabajo.
Por estos motivos, las organizaciones se muestran reacias a contratar personal con una sobrecualificación manifiesta pues piensan que, antes o después, buscarán otro puesto más acorde a su formación y/o experiencia con lo que ello supone para la empresa.