Preguntas trampa: ¿Por qué quieres cambiar de trabajo?

En un anterior artículo “Preguntas trampa” comenté algunas de las preguntas  más habituales en las entrevistas de trabajo y una breve explicación de cada una de ellas. Dadas las frecuentes cuestiones que plantean los candidatos sobre este tema, vamos a intentar profundizar en las que consideramos más importantes y que se repiten con más frecuencia. Este artículo se centrará en la pregunta “¿Por qué quieres cambiar de trabajo?”.

¿Cuál es la intención que hay detrás?

Como comenté en su momento, la intención principal es la de conocer qué tipo de motivación tiene un candidato con el trabajo o con el puesto, qué es lo que “le mueve”, en qué se fija a la hora de decidir por un puesto o empresa. Asimismo, comprobar el compromiso del candidato  respecto con la empresa en la que trabaja y prever el que tendrá con la empresa a la que presente su candidatura.

Tipos de respuestas

Evidentemente, pueden haber multitud de respuestas –tantas como motivos diferentes pueden tener los candidatos- pero podríamos clasificarlas a grosso modo  en respuestas “positivas” y respuestas “negativas”

Respuestas positivas

Estas respuestas son las que se centran   en los beneficios que tendrás con el cambio de trabajo, en aquellos logros  que deseas conseguir pero que no son posibles en tu posición o lugar de trabajo actuales.

Por ejemplo:

  • Búsqueda de un nuevo reto, evitar el “estancamiento”: “Me siento muy a gusto en mi empresa actual pero me gustaría evolucionar y encontrar nuevos retos que actualmente no tengo y que difícilmente podré tener”.
  • Búsqueda de nuevas funciones, asumir nuevas tareas, nuevos conocimientos, nuevas tecnologías: “Busco un trabajo en el que pueda aplicar nuevas tecnologías tales como…pues temo quedarme obsoleto y en mi empresa actual no es posible”.
  • Desarrollo profesional, ascenso: “Por el tipo de organización, en mi empresa actual ya no puedo progresar más a nivel profesional y me gustaría, a medio plazo, tener la oportunidad de crecer profesionalmente y asumir nuevas responsabilidades”.
  • Trabajar en “esa” empresa en concreto: “Me han comentado que su compañía es conocida por el desarrollo profesional de las personas” / “Me interesa los nuevos proyectos que están llevando a cabo” / “Me gustaría trabajar en este sector por….”/

Respuestas en negativo

Si lo que te motiva al cambio son los problemas en tu actual trabajo, ten cuidado en tu respuesta. A veces la “cruda” sinceridad puede penalizarte pues el entrevistador se pondrá en estado de alerta, ¿le volverá a suceder en el nuevo trabajo?¿es una persona conflictiva?¿cómo puedo saber quién es el culpable?. Estos problemas pueden venir ocasionados por problemas con el jefe o compañeros, estilo de dirección inadecuado, mal ambiente en la empresa, etc.

En estos casos, la respuesta se podría “reinterpretar” diciendo que actualmente le gustaría encontrar una empresa con una cultura o dinámica diferente en lugar de culpar a la empresa. Por ejemplo,  se puede decir “Creo que soy más adecuado para trabajar en una empresa que tenga un fuerte compromiso con –posibilidades-: conciliación/ flexibilidad/ innovación/ desarrollo/etc. de sus empleados y soy consciente que a veces las empresas no pueden hacerlo por  X motivos -presupuestarios u otros- pero para mí es una variable muy importante”. Este enfoque más imparcial te permite ser honesto sin ser negativo, es decir, sin acusar a la actual empresa en la que trabajas.

Otras respuestas con las que se debe tener cuidado

  • Salario: Evidentemente el aspecto monetario juega un papel crucial y es en muchos casos   el detonante de plantearse un cambio  -y más con los salarios actuales!-. Pero desde el punto de vista del otro ¿qué es lo que hay que evitar? que se transmita la sensación de que la única motivación que mueve al candidato hacia el trabajo en general es el dinero pues ¿qué le impedirá irse si encuentra una oferta económicamente mejor?. Por eso recomendamos siempre intentar siempre centrarse en otros aspectos atractivos de la empresa. Caso distinto es aquél en que se  está cobrando claramente por debajo de lo que correspondería según su experiencia o conocimiento. Pero aun así, hay que esforzarse en encontrar otros puntos de la empresa.
  • Cercanía lugar de residencia: si tu respuesta fuera que buscas un cambio únicamente para estar más cerca de tu domicilio, mejor replantéala pues ¿qué es lo que le estás transmitiendo al entrevistador? Que lo único que te interesa de su empresa es la localización, es decir, prácticamente nada. ¿Qué te impedirá marcharte a la mínima de cambio?. Por supuesto puede ser un motivo muy justificado –pero no EL motivo-, como siempre, ponte en el lugar del otro! para ello, trata de mostrar interés por otros aspectos de la empresa que anteriormente has estudiado.